Uno comprende por qué los arquitectos siempre tienen una sonrisa de otro mundo. Se las ven todos los días con palabras como capitel, tragaluz, dórico, ábside, balaustrada. Lo mismo ocurre con la gente de mar o quienes están en la industria de la moda: babor, bajamar, obra viva; cárdigan, palestina, atelier. Y entonces se comprenden... Seguir leyendo →

Anuncios
Entrada destacada

Mingitorio, el mejor amigo de hombre

Hay una relación especial entre un hombre y el mingitorio con el que se enfrenta. Aprendimos a descargarnos por las orillas y ocasionar un efecto cascada relajante ante la molestia de nuestras madres y más tarde debido a las exigencias de nuestras esposas, pero todo buen hombre frente a la rotundidad del mingitorio, digamos en... Seguir leyendo →

Entrada destacada

Una cita romántica en un Oxxo

Yo perfectamente podría invitarte a una cita en el Oxxo. Te llevo con la sugerencia inapelable de unas mantecadas y nos consigo la mejor mesa, junto al ventanal que da a la gasolinera, lejos del baño y del cajero automático. El maître de la caja te mostraría la carta de bebidas energetizantes y suplementos de... Seguir leyendo →

Entrada destacada

Una buena razón para comprar calzones

Hoy por la mañana renové mi inventario de ropa interior: dos Playboy, un Rinbros y un Fila; los primeros tienen estas mentirosas costuras que comprimen y elevan y hacen que todo se vea más grande de lo que realmente es; los últimos sólo presionan cómodamente muslos y sexo y son ideales para boxear: nada se... Seguir leyendo →

Entrada destacada

Un mundo de mujeres robot

La Sofía 5000-T viene con pestañas intercambiables, detalle con el que no cuenta la Abigail Q-300 y mucho menos la Marifer 4000-T. Mauricio estaba convencido de que el detalle de las pestañas era esencial y le daría por fin la acompañante definitiva que buscaba, desde que su generación decidió que el amor es mejor cuando... Seguir leyendo →

Entrada destacada

Las sonrisas nunca son gratuitas

            -¿Qué tengo que hacer para convencerte?             -Nada.             -Antes podía convencerte con facilidad…             -Antes.             -Ash             -Perdiste un archivo: tus deditos se movieron de más y le diste a Delete; ve con un ingeniero, un técnico, cualquier puñetas que te cobre barato por el escote que... Seguir leyendo →

Entrada destacada

Guadalajara: de la Calzada para allá

Es muy fácil perderse en Guadalajara, suelen decir los desorientados que se afanan con vehículo e itinerario al oficio rector del GPS. Cierto es que la ciudad no es precisamente una maqueta y que sus veredas en cerros lejanos suelen terminar en Colón o avenida Hidalgo, pero en realidad es muy fácil ubicarse en la... Seguir leyendo →

Entrada destacada

El amor es para gente de veinte. Después de los treinta ya tienes poder adquisitivo y tu propia contraseña de Netflix.

Entrada destacada

Si usted odia al mundo tanto como para reconocerlo, aquí el ejercicio dominical definitivo para no hacerla tanto de pedo: tome todos sus calcetines recién lavados y secos y dedíquese un par de minutos a devolverlos a su cara buena, la que no tiene costuras en las puntas, la que queda engullida en sí misma... Seguir leyendo →

Mi vida sin un Aston Martin

El otro día pasó un Aston Martin por mi calle. Por más que lo intenté, no pude evitarlo: iba de los neumáticos al cofre y a la cajuela con miradas nebulosas, seguí las líneas de su forma palmo a palmo mientras pasaba, como si el tiempo se hubiera ralentizado; creo que tuve que secarme los... Seguir leyendo →

La maravilla de ser hombres

El macho de la especie detiene el auto, sale y abre el capó. Se rasca la coronilla mientras contempla un motor que se niega a seguir funcionando. Los machos alrededor poco a poco se dan cuenta de la situación y comienzan a acercarse, respetuosos de su género, paso a paso, sin saber bien por qué:... Seguir leyendo →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑